¿Surfeamos?

Por: @AnaGCounselor


Según Oxford Languages, surf es la actividad recreativa o deportiva que consiste en deslizarse por el mar manteniéndose de pie sobre una tabla que es empujada por las olas; en las competiciones, los jueces valoran diferentes aspectos, como los giros, la longitud recorrida o la dificultad de las olas. El surf siempre me ha parecido extraordinario. Otro ejemplo más de las habilidades ilimitadas del ser humano. Aunque me parecía algo muy lejano a mis habilidades físicas, hoy creo que lo entiendo más que antes.


Cuando leí la noticia del brote del coronavirus en China, comencé a investigar el virus. Recuerdo que sentí un escalofrío cuando me di cuenta de que la probabilidad de convertirse en una epidemia era alta. No quería considerar la posibilidad de una pandemia, aunque en el fondo sabía que podría suceder. En diciembre de 2019, el virus ya se encontraba en otros países. Cuando llegó a Europa, tuve la certeza de que llegaría en algún momento a mi tierra, a pesar de la negación de todos, incluida la mía.


En 2009 viví la mini-pandemia del H1N1. Trabajaba como gerente de Recursos Humanos de una empresa de telecomunicaciones en México, mi país natal, y reaccionamos en menos de 24 horas para proteger a más de 4,500 personas. Al tratarse de un ambiente masivo, era necesario disminuir las posibilidades de contagio a cero. Era como una pequeña ciudad aglomerada.


Viví el desabasto de insumos, las reacciones de las personas, las diferentes conductas de los líderes, las críticas, los “son unos exagerados”, los cambios en las rutinas cotidianas, los

cubrebocas, los termómetros digitales, la distancia, las filas, la cuarentena y el miedo al contagio. Esta experiencia dejó honda huella en mí y fue un entrenamiento intensivo para esta pandemia. Y tal vez, fue solo un aviso con una década de anticipación…


Debido a las medidas tomadas, me di cuenta de que las personas no solo serían afectadas en su salud física, sino también en su salud mental, emocional y económica. El confinamiento en el corto, mediano y largo plazo – como lo hemos vivido – tendría un efecto muy profundo en nuestras vidas. Como profesional de la salud mental, me dolía saber que esta experiencia tendría grandes y largas repercusiones en nuestras vidas.


Se acercaban a nosotros tres olas:

1. La ola de los contagios y defunciones por el Covid-19,

2. La ola invisible de las afectaciones de la salud mental y;

3. La ola aun no cuantificada de las afectaciones económicas.


Si, de eso ha pasado un año y seguimos surfeando a través de las tres olas. ¿Te has dado cuenta de que es posible surfear? A un año de distancia, estamos vivos, en la mejor salud posible y haciendo lo que podemos en cada reto que se presenta.


Los surfistas siempre buscan el equilibrio y así evitan que la ola los derribe. Si llegan a caer llevan un brazalete en su tobillo que los mantiene unidos a su tabla. Les permite regresar rápido a ella y recobrar el equilibrio para seguir surfeando.


De la misma forma recuerda lo que te ha ayudado a conservar el equilibrio este año. ¿Qué te ha mantenido a flote, surfeando las olas? ¿Tu familia? ¿Tu pareja? ¿Tus amigos? ¿Tu trabajo? ¿Tus mascotas? ¿Tu fe? ¿Tu esperanza y optimismo? ¿Tu disciplina?


En algún momento, todos hemos tenido momentos difíciles. En esta pandemia, ¿qué es lo que teha derribado? ¿Pérdidas? ¿Cansancio? ¿Cambios inesperados?


Por último, ¿qué te ha ayudado a salir a flote de nuevo y seguir surfeando? Recuerda…


A mi me ha mantenido a flote: Dios, mi pareja, mis hijos, mi familia, mis mascotas, mis amigos, mis clientes, mis proveedores, mis seguidores en las redes, mi trabajo, los libros, la música, la cocina, el descanso, el ejercicio, la oración, la meditación, los pensamientos positivos, los hábitos saludables, el servicio, una nueva maestría, las series cómicas, las conferencias online, los Facebook Live, la gratitud, la esperanza, el optimismo, recordar qué me ha ayudado a salir adelante en el pasado… y muchas cosas más.


Si, también he tenido momentos de tristeza, de enojo, de miedo, de pesimismo, de cansancio y más… En ocasiones extraño mucho a mis seres queridos que ya no están. Y tomo el tiempo necesario para acercarme a mi tabla y retomar la ola con nuevos bríos.


Hoy te invito a surfear conmigo: ¿me acompañas? ¡Nos vemos en las olas!


Abrazo solidario con cariño, AnaG


Ana Laura Garza García MDH-CPSM


La autora es Consejera Profesional, especializada en Salud Mental, Psicología Positiva y Focusing.Master en Desarrollo Humano, Consejería Clínica y Salud Mental. Fundadora de EdDInstitute. Creadora de Brigadas de Primeros Auxilios Emocionales PAE+, al servicio de la Vida.


Email: anagcounselor@gmail.com / Redes @AnaGCounselor

9 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

PAUSA